Preguntas

¿Cómo ser familia de acogida de un menor?

Para ser familia de acogida tendrá que solicitarlo de la Asociación (para mayor rapidez y comodidad podrá hacerlo a través del correo abmiguelvacas@gmail.com).

Los requisitos que se piden, además de aquellos básicos que deben garantizar el bienestar del menor (se debe recibir visita domiciliaria de nuestra trabajadora social), es que la familia interesada solicite ser incluida como colaboradora de la entidad en las actividades de financiación (venta de papeletas, artículos de la Asociación, participación en actividades culturales, etc…) que la Junta Directiva determine para todas las familias de acogida.

La Asociación informa que, pese a lo ‘a priori’ pudiera pensarse, la realización de estos programas conllevan numerosos gastos. Y no por las personas organizadoras, ya que todas somos voluntarias y trabajamos de forma altruista, pero, como botón de muestra, el transporte aéreo supone más de 90.000 euros (15.000.000 de pesetas), además seguros que cubran las contingencias médicas de los menores y acompañantes, de responsabilidad civil, transportes en autobús, alojamiento de traductoras y monitoras, etc. etc. Y aunque se reciben ayudas institucionales, las mismas no llegan al 10% del total de gastos, por lo que se hace imprescindible la colaboración en las diferentes actividades de autofinanciación.

 

 

¿Cuáles son las fechas de desarrollo de los programas?

El programa de verano “Cigüeña” se desarrolla entre los meses de junio, julio y agosto de cada año.

El interés de la Asociación es que, dentro de lo posible, se agoten los 90 días de plazo que la ley española determina como duración máxima de estos programas.

Los programas que se realizan en Navidad se desarrollan entre mediados de diciembre y mediados de enero. En algunas ocasiones hemos conseguido ampliar el plazo hasta 45 días.

 

¿Cuál es la procedencia de los niños?

Hasta 2010 todos los niños han procedido de la región de Kiev, región donde se encuentra la tristemente famosa central nuclear de Chernóbil. Algunos de ellos viven a 40 km. escasos de la central.

Sobre el 97%, además, viven internos en orfanatos ya que han sido abandonados por su padres biológicos o tutores (hijos de toxicómanos, delincuentes, transeúntes sin hogar…), pasando la patria potestad de los mismos al Estado ucraniano, ejecutada, en cada caso, por el director del orfanato correspondiente.

Sobre el 10% restante proceden de familias muy humildes que igualmente viven en la zona de afectación por la radiación. Pese a lo que pueda pensarse, muchos de estos niños viven en peores condiciones que los internados en orfanatos.
 
A partir del verano de 2011 también integrarán el programa menores con residencia en orfanatos de la región de Lviv (al oeste de Ucrania, en la cadena montañosa de los Cárpatos); la zona más empobrecida del país.

 

 

¿Sufren alguna enfermedad? 

Lamentablemente el Estado ucraniano no permite la salida de aquellos niños que realmente están enfermos.

Los niños que vienen, por tanto, no sufren enfermedades propiamente dichas. Sin embargo la gran mayoría de ellos son particularmente delgados y con retraso en su crecimiento. Algunos padecen al venir, leves dermatitis que sanan a los pocos días.

No obstante, el hecho de vivir en una zona afectada hoy día por la radiación, conlleva que, a través del ciclo alimenticio y la radiación ambiental, ingieran radionucleidos perjudiciales para su salud; lo que les hace disminuir fundamentalmente la eficacia de su sistema inmunológico, y por ello ser más proclives a sufrir enfermedades. Por lo tanto es necesario que tales radionucleidos se sustituyan por elementos químicos saludables, lo que se consigue con la simple estancia en España durante un período de 45 a 60 días. Cuánto más mejor, obviamente.

 

¿Se contagia la radiación? 

De ninguna manera. El cuerpo humano puede absorberla, pero nunca emitirla; por lo que la convivencia con estos menores es inocua para la salud de mayores y niños.

 

¿Qué tienen de positivo las acogidas si luego tienen que regresar a los orfanatos?

Los niños disfrutan de unas magníficas vacaciones impensables para ellos. La gran mayoría de ellos mejoran su estado de salud general. Otro dato que avala este hecho es que aumentan su estatura durante el “breve” período de 90 días que pasan con nosotros, lo que prueba que estos niños sufren retrasos en su crecimiento y que estos programas les ayudan.

Pero quizá el beneficio mayor que estos niños de orfanato se llevan, es que desarrollan y aumentan su autoestima, disminuyen sus terrores (nocturnos, al trato con otras personas…), aprenden a entender que hay gente que les quiere y que el mundo puede llegar a ser un lugar agradable.

Luego se van, es cierto, pero se van mejores y esperanzados en que volverán con los seres queridos. Saben que durante todo un año tienen una “familia” en España que les quiere, les escribe, les llama por teléfono, les envían regalos, y eso les da esperanzas para superar todas las dificultades que su vida de huérfano entraña.

 

¿Es posible adoptarlos?

Estas acogidas no tienen una finalidad pre-adoptiva, sino únicamente para mejorar la salud física y psíquica de los niños que viajan.

No obstante, muchas familias de acogida han iniciado expedientes de adopción de los menores que han venido acogiendo, y muchos de ellos se han formalizado definitivamente. Tales procesos de adopción se hacen al margen de la Asociación, quien no tiene potestad jurídica para tutelarlos, por lo que los interesados, en su caso, deberán dirigirse a los departamentos de adopción internacional de su respectiva comunidad autónoma (pueden recibir información en la misma entidad).

 

¿Se puede colaborar de otra forma que no sea acoger a un menor en casa?

Sí, se puede y resulta vital para la Asociación.  Se puede colaborar económicamente con la cuantía que se estime y de la periodicidad que se quiera. Más información aquí.

Si estas respuestas no mitigan sus dudas o cuestiones, rogamos contacte con nosotros y nos las haga llegar. Gracias.

Tel.: 957516500
Móvil: 669069223 y 636957609

O bien a través de correo electrónico: abmiguelvacas@gmail.com

Anuncios