Miguel Vacas Gutiérrez

¿Y quién fue Miguel Vacas?

Contrariamente a lo que pueda pensarse a primera vista, Miguel Vacas no fundó esta Asociación Benéfica que lleva su nombre, ya que falleció seis años antes de la constitución de la misma. Es más, teniendo en cuenta su humildad podemos asegurar que no le hubiese gustado que su nombre se diera a ninguna institución. Nosotros, sin embargo, lo hemos hecho “a sus espaldas”, como sencillo homenaje a un hombre sabio y bueno.

Breve semblanza de Miguel Vacas

Miguel Vacas (1931-1990)

Miguel Vacas Gutiérrez nació en Villanueva de Córdoba un tres de junio de mil novecientos treinta y uno. Sacerdote, quizá lo más relevante que de él se puede decir es que dedicó toda su vida a los demás, haciendo hincapié en procurar el acercamiento y entendimiento entre los que le rodeaban. Su labor sacerdotal la desarrolló en varios pueblos de la provincia: Almodóvar del Río, Castro del Río, Cabra, y finalmente en Córdoba capital. En todos aquéllos, sin excepción, fue nombrado Hijo Adoptivo por sus respectivas Corporaciones Municipales. Reconocimientos que nacieron de forma auténtica de entre los habitantes de estos pueblos.

Recelosos aquéllos en un principio ante el cura alto, espigado, de fina nariz y que, ya en las décadas de los años sesenta y setenta, no siempre vestía sotana y acompañaba a sus feligreses a los bares donde jugaba con ellos templadamente al dominó; se fascinaron más tarde y con el paso de los años, con su cercanía, su encanto, su dulzura, sus enseñanzas y por la nobleza de su corazón. Con, en definitiva, su Sabiduría.

Don Miguel nos dejó un veinticuatro de septiembre de mil novecientos noventa, a los cincuenta y nueve años. Se lo llevó un cáncer que le acompañaba desde muchos años atrás.

Sea el hecho de dar su nombre a esta Asociación, un modesto homenaje a una persona que, con su ejemplo, hizo mejores a aquellos a quienes habló y que supieron escucharle.

Anuncios